La verdad es que SIEMPRE he amado este tipo de camisetas, con los hombros al aire, un poco escote bardot. Siempre me pareció súper sexy y femenino.

Durante mi infancia y adolescencia me dio por cortarme camisetas y chaquetas, hacerles estampados y ponerles parches o imperdibles. Muy cuadro todo y muy genial, y la verdad es que esto fue de lo que más intentaba hacerme.

Lo que veis en la foto no es una camiseta, es un crop top, en teoría era cortito y pegadito, pero la verda es que yo no soy muy fan de ir marcando la parte superior de mi cuerpo. Prefiero marcar piernas, al menos en esta etapa de mi vida, hubo un tiempo en que era más bien lo contrario.

Así que lo compré dos tallas más que la mía, y de crop ¡pasó a ser camiseta!

Me parece mucho más guay y que tiene mucho más juego.

Lo mismo me pasa un poco con los pantalones, ya eran rotos (son de la temporada primavera-verano del año pasado), como se me quedaron grandes, pierden la forma porque además son un poco elásticos, con el uso y que yo además no paro quieta, los he ido rompiendo más y más. Este año aproveché los rotos y los pronuncié más todavía. Aunque no se ve bien en estas fotos, no había pensado subirlas, ya en alguna otra saldrá.

Soy muy fan de los vaqueros rotos, sean skinny o mum, o lo que sea.

En realidad las fotos solo las hice para poder enseñar la preciosísisisisisima funda de Stitch que compré hace ya tiempo en la Disney Store. Porque me parece súper linda y súper graciosa.

Caí prendada de ella y quería compartirla con vosotros.

Tanto los pantalones como la camiseta(crop top) son de Pull&Bear.

El chocker de Aliexpress.

Y la funda preciosa de la Disney Store.

<3 <3 <3

 

¡Un abrazo enorme bombones y mil gracias por leer!