Divide multiplica.

Llegó el esperadísimo día 3 de Marzo y fui con unos nervios dignos de un nuevo libro de Harry Potter a mi cita con el pelirrojo más talentoso que hay. Me compré su Divide, y llevo cinco malditos días sin poder escuchar otra cosa, es que canción nueva que escucho canción que se convierte en favorita.

Con una innovación propia de quien nace con un par y con ganas, prueba sonidos nuevos, raros y complejos, se reinventa a sí mismo, haciendo lo mismo pero mejor. Deja atrás ñoñerías y demuestra que ha vivido, intesamente y ha madurado. Sus letras son mejores todavía que las anteriores(Y sí, era realmente difícil).

Para mi, sin duda alguna, el mejor disco hasta ahora.

Vamos, de lejos.

El mejor y prometiendo ir a más. De esas personas de las que solo puedes esperar las malditas estrellas.

De hecho, si tuviera que decirle a alguien que escuchase a Ed por primera vez, hoy por hoy, escogería tres canciones de cada discos anterior y le metería casi entero éste. Porque Divide solo multiplica, lejos de lo que hicieron los anteriores(sin desmerecerlos, eso jamás). Ha superado de lejos las expectativas que tenía en él.

Y solo me queda morderme los muñones hasta el mes que viene que POR FIN cumpliré uno de mis sueños, que es verle POR FIN en directo y llorar agusto como un bebé.

 

Mr Sheeran, ¡a su servicio!

So before I save someone else
I’ve got to save myself
And before I blame someone else
I’ve got to save myself
And before I love someone else
I’ve got to love myself<3