Hitmebaby.

¡Feliz súuuper viernes mis valientes!

No podía dejar terminar la semana sin enseñaros el look que llevé el sábado pasado, para pasar el día y tarde fuera de casa. La verdad es que lo tuve claro desde hacía días, de esas cosas que me dan a mi, de empezar a maquinar y ocurrírseme. Esta camisa oversized que me regalaron es de las cosas más bonitas, maravillosas y necesarias que debéis tener en el armario.

Las camisas blancas son un must, un fondo de armario, algo que siempre te acabas poniendo y que además, según con qué lo combines puede servirte para absolutamente TODO. No hace falta que sea oversize si no os gusta, podéis llevar esta prenda con un patrón recto (por favor, hay camisas blancas entalladas que son un crimen visual en toda regla)

Opté por llevarla con una de mis faldas favoritas, que es de Stradivarius de hace ya varios años y que hasta que no la reviente no la voy a jubilar, porque la amo. y que tiene un rollete un poco skater, y con mucho movimiento. Que le dio un ramalazo un poco colegial a la camisa. y yo iba autocantándome el primer single de Britney Spears. Ya veis que son dos básicos que visten muchísimo y que dan mucho mucho juego.

El peinado, ya sabéis, moñetes. Que me requetencantan <3

Mi chapa de Squirtle, que fue un detallito de mi chico en La Orda. Y el bolso de temporada de Stradivarius, tiene unos dibujitos monísimos, pero este día casi todo el día los llevé hacia adentro. Llevaba la bandana roja atada al bolso como hago muchas veces y con eso me bastó.

Llevé unas sandalias de ultra plataforma, que no soy muy fan de las sandalias yo la verdad. Pero estas me encantan, porque las plataformas me apasionan. Y me recuerdan a las Olsen a principios de los 2000. Las habréis podido ver en fotos de Instagram ^^

 

Que tengáis un muy buen viernes yyy… ¡¡¡Muchas gracias por leer!!!