Mayo, 14.

Recuerdo la primera vez que fui a una manifestación por los derechos de los animales.

Creo que no he vivido nada más especial en mi vida. Mi empatía estaba a flor de piel, y ver cómo hay personas que sienten lo que sienten sus compañeros de vida, sea de la forma que sea. Ver cómo los hay que luchan, que da igual el viento y la marea, que da igual cuántos haya en contra, ahí están. Se podía sentir el agradecimiento en los de cuatro patas que nos acompañaban. Se podía ver la gratitud en sus ojitos. La felicidad de todos ellos, que acompañándose unos a otros, que en pequeñas manadas recorrían las calles, moviendo sus colas, jugando, celebrando, algunos de ellos buscando un hogar. Una familia que los quiera. Un hogar calentito en invierno y fresquito en verano, donde dormir, donde dar y recibir cariño, donde jugar sintiéndose seguros.

No me cansaré de decir, que el amor es la fuerza que mueve el mundo. Que sin buenos sentimientos no hay vida. Que ser bueno con los demás nos hace mejores a nosotros mismos. Que no hay recompensa mejor que dormir bien por las noches, que no hay mejor sensación la de ayudar a quien necesita ayuda, a quien no la pide porque no puede, porque no sabe, o que no quiere. Ser la mano de quien necesita ser levantado, ser la voz de quien necesita ser escuchado. Ser la fuerza de quien lo ha perdido todo, sea material o no.

El que no ha hecho eso, el que no lo ha vivido, se ha perdido un tesoro.  Un tesoro que ni todo el dinero del mundo puede comprar.

Y os lo diré siempre, un animal os dará las experiencias más especiales que podáis vivir en este mundo. Os dará el amor más puro que jamás podréis conocer. La lealtad que ningún ser humano os podrá ofrecer. Un animal os dará la verdad, la pureza y el amor más real que hay. Porque ellos no se corrompen con nada, ellos son la naturaleza que guarda silencio en lo más profundo de nosotros.

No compréis vidas, el amor no se compra. Y no os gustaría ver a qué estáis contribuyendo.

No compres, adopta. Da una oportunidad, dátela a ti mismo.

tumblr_lf49ecQHYa1qzya49o1_500                                                  Fotografía encontrada en Tumblr.

 

 

 

Bianca Scott, 19:00.